Gintleman y Whiskybarn: dos webs muy recomendables para comprar destilados

In Utilidades
Haz scroll

Antes de que el gin-tónic se convirtiera en la bebida de moda en España, resultaba complicado encontrar más de seis o siete referencias de ginebra en las estanterías de cualquier supermercado medio. E incluso en las repisas tras la barra de bares y pubs el espacio reservado para este destilado era ínfimo comparado con las numerosas botellas de rones y whiskies que lo rodeaban. Sencillamente, la ginebra parecía una bebida reservada a nostálgicos de heavy-metal que descubrieron el mundo de la noche de la mano de un Larios con Coca-Cola en vaso de tubo a comienzos de los 80. O para quien se decantaba por un Beefeater con tónica… y un chorrito de Pulco. ¿Qué significa esto? Pues que ni en los hogares ni en los bares había preocupación por conseguir nuevas referencias, marcas y sabores de este destilado. Más que nada porque no había un mercado que así lo demandara. Bastaba con bajar al supermercado y comprar la botella azul de Bombay Saphire o pedírsela directamente al distribuidor habitual de bebidas para poder presumir, tanto en casa como en el bar, de tener una completa gama de ginebras.

Sin embargo, la explosión del Gin-tónic como combinado de referencia ha cambiado radicalmente este escenario. Tanto es así que no tener una botella de G’Vine en la carta de ginebras puede hacer que tus clientes se decanten por otro establecimiento. Y para sorprender a los amigos en casa el Tanqueray ya ha dejado de tener el factor de novedad que del que gozaba. Ahora necesitas abrir una botella de GinMare o Bulldog para conseguir el mismo efecto (nora: y evidentemente es mejor esconder el Pulco). Es tal el maremágnum de marcas que han irrumpido en el mercado que aquella terna que formaban Larios, Beefeater y Bombay ha quedado totalmente desfasada.

Imagen extraída de la web de Gintleman.

Y en mitad de todo esto surge la gran pregunta: ¿dónde puñetas compro yo esas marcas tan raras? Tanto los supermercados como los distribuidores parecen haber hecho bien sus deberes para adaptarse a esta creciente demanda de ginebras. Pero ¿qué pasa si lo que quiero es tener en mi bar esa Bitter Truth Pink de la que hablan tan bien o hacerme con una botella de William Chase para disfrutar en casa? ¿Es necesario contactar directamente con la empresa destiladora o con alguna agencia de importaciones? Pues ni una cosa ni otra. Basta con saber explotar las oportunidades del comercio electrónico. Desconozco si habrá otras tiendas online mejores (tanto en número de referencias disponibles como en precios competitivos), pero en España existen dos de gran ayuda, tanto para compradores particulares como para profesionales del sector de la restauración. La primera de ellas -siguiendo con el discurso de las ginebras- es Gintleman.com. Se trata de un proyecto comercial ideado por un grupo de emprendedores que formó parte de la primera promoción del Master en Internet Business del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet. Y lo que busca precisamente es dar respuesta a las preguntas con las que abríamos este párrafo. En Gintleman se pueden encontrar más de 70 referencias de ginebra diferentes, muchas de ellas a precios muy competitivos y con ofertas de compra por volumen para establecimientos de hostelería. Además, el plazo de entrega no supera las 48 horas, y esto es algo que hemos comprobado personalmente.

Whiskybarn es una tienda online para amantes del whisky

Otra tienda online que hemos probado con alto grado de satisfacción es Whiskybarn.com, que como su nombre indica está especializada en whiskies. Se trata de una web especialmente recomendable para hacerse con ediciones especiales o limitadas de una determinada marca, así como probar whiskies exóticos de difícil adquisición. Para las referencias más comerciales no siempre se encuentra el precio más competitivo con relación al de una licorería tradicional, ya que los gastos de envío tienen su peso. Pero es que el catálogo de Whiskybarn tampoco se limita a Cardhu y Chivas Regal, sino que cuenta con más de 55 marcas, muchas de ellas con distintas variedades. Y ahí sí merece la pena aprovechar el canal de venta de esta tienda online, ya que de otra manera resultaría muy complicado conseguir determinadas ediciones. Nosotros, por ejemplo, conseguimos gracias a Whiskybarn una botella de The Big Smoke que no hemos vuelto a ver en ningún otro canal de venta, así como varios tipos de de Ardbeg, Glenlivet y una edición limitada de Lagavulin. Es una tienda muy práctica, ya que incluye un menú que permite buscar los whiskies en función de su tipología y variedad, o directamente mirar cuáles son los que cuentan con una puntuación más alta en la escala Murray, que viene a ser el equivalente a las puntuaciones Parker en los vinos.

Tanto Whiskybarn como Gintleman son dos tiendas online muy recomendables para comprar destilados, especialmente indicadas para amantes del whisky y para quienes ya no se conforman con poder elegir entre Larios, Beefeater y Bombay a la hora de tomarse un Gin-tónic.

 

 

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies