Caricatura del mal barman: no molestar al cliente y otros errores a evitar

In Utilidades, Videos
Haz scroll

El otro día comentaba en este mismo blog que hay ciertas prácticas poco higiénicas que conviene evitar en coctelería, sobre todo si no eres capaz de transmitir al cliente la sensación de que realizas tu trabajo dentro de unas pautas de profesionalidad e higiene. Puede que coger los twist de piel de limón con las pinzas o con la mano sea simplemente una cuestión de método, pero existen ciertas líneas que un barman jamás debe cruzar. Y no se trata únicamente de tener las manos limpias, sino de ofrecerle al cliente una experiencia satisfactoria en base a la ejecución de tu trabajo.

Al hilo del post del otro día se me ocurrió la idea de ampliarlo con un segundo artículo donde mostrar cuáles son esas líneas que un bartender no debe cruzar bajo ningún concepto. Y mientras buceaba por YouTube descubrí de que otros también se habían planteado lo mismo antes que yo. En su caso no lo reflejaron en ningún post, sino mediante tres irónicos y, a la par, ilustrativos vídeos. TheRumExperience los ha titulado “Cómo perder una competición de coctelería”, aunque bien podrían llamarse “Cómo ser el peor barman del mundo”. ¿Les echamos un vistazo?

De este primer vídeo destaco varias prácticas que todo bartender debería evitar:

  1. Considerarte “el mejor bartender del mundo”. Un barman siempre debe tener humildad para seguir aprendiendo y perfeccionando su técnica y catálogo de cócteles.
  2. Beber mientras se trabaja. Una cosa es probar el cóctel para comprobar que está perfectamente equilibrado y otra muy distinta dar un trago de ron.
  3. Desconocer el producto. Si no sabes qué es lo que estás sirviendo, ¿cómo esperas que te salga perfecto? Además, si lo que estás preparando es un cóctel con ron, no te olvides de echarle ron.
  4. Intentar impresionar al cliente con falsos malabares que no llevan a ningún sitio. Si no sabes ejecutar un truco de flair, mejor no lo hagas.
  5. Coger el hielo con las manos
  6. No saber utilizar las herramientas: lo que debe agitarse es la coctelera, no tu cuerpo. Además, en el vídeo también se muestra un mal uso del swizzler.
  7. No controlar las medidas: un golpe de Angostura para decorar no es echar media botella alrededor del vaso.
  8. Pensar que cualquier cosa sirve para decorar un cóctel.

En este segundo vídeo también se observa una mala práctica impropia de quien se considera un barman profesional: apropiarse de las creaciones de otros. Si no respetas el trabajo de otros compañeros, ¿cómo esperas que tu labor sea reconocida?

En este tercer vídeo se repiten algunas malas prácticas que también figuran en los anteriores, tales como beber mientras se elabora el cóctel o mezclar ingredientes sin ningún sentido. Pero quiero destacar dos que sobresalen del resto:

  1. Pretender impresionar con el uso de las herramientas inadecuadas: si cuando vas a apretar un tornillo no utilizas una llave inglesa, ¿por qué crees que vas a enfriar la copa usando el muddler como si fuera un swizzler?
  2. Éste es quizás el error más importante que conviene evitar: molestar al cliente. En el vídeo se utiliza un flameado exagerado con el que se le quema el sombrero al cliente, pero un mal uso del flair o simplemente no tener la barra limpia pueden acabar manchando la ropa de éste.

En definitiva, de estos tres vídeos pueden extraerse, además de alguna sonrisa, importantes lecciones que conviene no olvidar si se quiere trabajar detrás de una barra con profesionalidad. ¿Conoces otras malas prácticas que deben evitarse?

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies