No te conformes con un gin-tónic de manual, llévalo al terreno creativo

In Tragos de moda
Haz scroll

Si todos entendemos que los sabores no gustan por igual, que hay personas que sienten una mayor simpatía por lo dulce, otras que disfrutan más con lo salado y algunos otros que son devotos de los tonos amargos, ¿por qué no admitimos que el gin-tónic perfecto no existe y que es un trago que se puede personalizar para adaptarlo a las preferencias y gustos de cada uno? Ésa es la idea con la que la semana pasada celebramos en el Hotel Ciudad de Calahorra el I Taller de Gin-tonics Creativos, en el que participaron más de 20 personas, en su mayoría aficionados y fans de este trago de moda, aunque contando también con la presencia de algún profesional del sector de la hostería.

¿Y en qué consistía este taller? Pues básicamente en demostrar que, prescindiendo de los manuales que dan las marcas para elaborar el “gin-tónic perfecto” según las propuestas de servicio que incluyen en las etiquetas (en muchos casos sacadas del departamento de marketing), hay todo un mundo de posibilidades. Porque se da la circunstancia de que el gin-tónic es también una de las recetas más flexibles que se pueden elaborar detrás de una barra. Y así lo constataron los asistentes: comprobando que hay diferentes tipos de ginebra, conociendo mediante el olfato y el gusto los diferentes ingredientes botánicos que se utilizan para destilarla -y que también se utilizan para aromatizar el gin-tónic-, utilizando la coctelera para mezclar especias que aromaticen la copa sin convertirla en un gazpacho lleno de hojas y frutos flotando, aprendiendo a teñir el gin-tónic de diferentes colores mediante distintas técnicas, y en definitiva sorprendiéndose con el amplio abanico de posibilidades que ofrece este cóctel.

Durante las dos horas que duró el taller, lo que pretendimos desde Notesubasalabarra fue transmitir tres conceptos: conocer, descubrir y disfrutar. Conocer qué es el gin-tónic, de dónde vienen la ginebra y la tónica y cuándo decidieron unirse. Descubrir que existe vida más allá de servirlo en copa de balón con una rodaja de limón. Disfrutar con la experiencia aprendiendo a preparar un gin-tónic muy personal teniendo en cuenta los gustos de cada uno. Porque de eso trata la mixología, de sacar de la coctelera experiencias que satisfagan el paladar de cada cliente. ¿Y acabaron disfrutando? Bueno, eso habrá que preguntárselo a ellos.

PD: Las fotos del evento están recopiladas en un álbum dentro de la página de Facebook de Notesubasalabarra.

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies