Me regalaron una botella de Quinetum… y esto es lo que hice con ella

In Laboratorio de cócteles

Quinetum, el cordial de Hendrick's con quinina

Haz scroll

Hendrick’s lanzó en 2013 Quinetum, un cordial con quinina dirigido al segmento de la coctelería. No se vende y la destilería de momento no tiene intención de distribuirlo a gran escala. Simplemente se trató de un experimento puntual con el que crear un producto destinado para su uso en coctelerías muy concretas. A España llegaron 600 unidades. Buena parte del lote se puso a disposición de un grupo de reputados bartenders para que crearan de manera libre recetas que incluir en las cartas de sus respectivos establecimientos. Yo tuve la oportunidad de probar el producto el pasado mes de junio en Gin Motive. Allí Marco Calaza, brand ambassador de Hendrick’s, me regaló una botella para que trasteara con ella. Tras varias pruebas, mezclas, ensayos y errores, esto es lo que hice con ella.

Cordial Quinetum
Quinetum, el cordial de Hendrick’s con quinina

Lo primero que hice fue prepararme un gin-tónic. Más bien dos. Uno con Hendrick’s y otro con una ginebra más neutra -Beefeater-. El Quinetum le da al gin-tónic un toque acaramelado que no me terminó de convencer, aunque después de equilibrarlo con una piel de lima y otra de limón el contraste fue mucho más grato. De todos modos, emplear un producto así en un gin-tónic me parece desperdiciar el potencial que puede llegar a ofrecer. Desde la propia marca insisten en que, a pesar de llevar quinina, no es un cordial pensado para combinarlo con ginebra y tónica, sino para “potenciar el sabor de Hendrick’s en coctelería”. Y creo que en esto tienen razón, sobre todo después de comprobar cómo funciona fuera del combinado de moda.

Mezclando Quinetum y ron

Dado que Quinetum es un cordial, lo siguiente que preparé fue el cóctel con cordial por excelencia: el Gimlet. Hice varias versiones con diferentes destilados: ginebra, whisky y ron, y descubrí que con este último los resultados son espectaculares, así que decidí olvidarme de algunas pruebas que quería hacer, como preparar unos sour y un Old Fashioned, y me puse a profundizar en la vía del ron (a fin y al cabo la botella sólo tiene 20 cl. y no da para permitirse demasiados experimentos). A la segunda prueba me di cuenta de que hay que tener mucho cuidado a la hora de usar este cordial si no quieres que el cóctel quede excesivamente empalagoso. El zumo de lima y el zumo de manzana resultaron muy buenos aliados para evitar este efecto.

En cuanto a los rones a usar, me decanté por un ron agrícola y un ron especiado (Pink Pigeon). Con el primero preparé dos versiones del mismo cóctel: la primera tenía ron agrícola, lima y zumo de naranja como ingredientes principales, mientras que la segunda llevaba lo mismo más el Quinetum. Es increíble cómo este cordial realza los sabores y aporta nuevos matices. Más sorprendente aún fue cuando lo combiné con el ron especiado Pink Pigeon y un poco de zumo de manzana. De haber tenido más cantidad de Quinetum disponible habría realizado más pruebas hasta ajustar la receta, porque el resultado lo merecía.

Rum Cocktail
Cóctel a base de ron especiado Pink Pigeon y cordial Quinetum de Hendrick’s.

Un cóctel floral con té de frutas del bosque

La primera vez que probé Quinetum solo, a palo seco, me vinieron a la cabeza dos ideas para combinarlo: la primera con un ron de tipo agrícola, cosa que hice. La segunda, con licores florales, cosa que también hice. Empleé para ello licor de flor de saúco St.Germain y té de frutas del bosque, mezclados con vodka, cítricos y clara de huevo. Nuevamente hice dos versiones, con y sin cordial Quinetum (la que no lo llevaba incluía simple syrup). Las diferencias, una vez más, eran muy notables y se inclinaban a favor de la versión con el cordial de Hendrick’s.

Cóctel con té de frutos rojos
Un cóctel con St.Germain, Quinetum y té de frutos rojos.

En conclusión, creo que el cordial Quinetum de Hendrick’s es un producto muy bien logrado que cumple con su cometido. Realza los cócteles, aporta matices muy interesantes y ofrece un sinfín de posibilidades para combinar de diferentes formas. El único aspecto negativo de este laboratorio de cócteles con Quinetum es que el producto se me quedó corto, porque la botella tiene una capacidad de 200 ml. y no da para muchas probaturas.

Quien quiera probar cócteles elaborados por Quinetum puede hacerlo en los siguientes establecimientos:

  • 41º (Barcelona)
  • Charly’s (Madrid)
  • El Niño Perdido (Valladolid)
  • Bobby Gin (Barcelona)
  • Alfonso XIII (Sevilla)
  • Essencia Xclusive (Sevilla)
  • Ohlá (Barcelona)
  • Residence (Bilbao)
  • El Padre (Madrid)
  • Cocktail&Clam (Carcaixent)
  • Milano Cocktail Bar (Barcelona)

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies