Fireball: el whisky de canela que beben los canadienses (y que te deja tan calentito como una patada voladora de Chuck Norris)

In Laboratorio de cócteles
Haz scroll

Viajar no sólo ofrece la posibilidad de conocer nuevos destinos, culturas y gastronomías. También es una manera de descubrir nuevos sabores en lo que a cócteles y destilados se refiere. Y eso es lo que hizo @anaghz, una buena amiga de esta casa que, después de pasarse una buena temporada en Canadá, regresó a España por Navidad. En su maleta incluyó un regalo para mí: esta botella de Fireball Cinnamon Whisky. Lo primero que llama la atención es su propio nombre, que traducido al español significa algo así como “bola de fuego al whisky de canela”. ¿Bola de fuego? ¿Whisky de canela? ¿Qué demonios es esto? “Es un licor que se bebe mucho en Canadá, donde lo toman en chupitos”.

Pero aparte del nombre, hay otras cosas que llaman la atención de este curioso destilado, como por ejemplo la botella, cuyo tamaño (375 ml.) y diseño recuerda a las viejas botellas de licor de las películas de los años 50. Y antes de abrirla la propia etiqueta da una advertencia de lo que puede encontrarse dentro a través de una advertencia que reza lo siguiente: “What you have here is smooth whisky with a fiery kick of red hot cinnamon. It tastes like heaven, burns like hell. What happens next is up to you” (“Lo que tienes aquí es un whisky suave con un toque ardiente de canela roja. Sabe como el cielo, quema como el infierno. Lo que pase después es cosa tuya”). Además, en la web oficial (ésta) del producto se incluye una graciosa invitación a probarlo: “Fireball Cinnamon Whisky no necesita introducción. Si no lo has probado todavía, imagina lo que sería que Chuck Norris te diera una patada voladora en la cara si sus piernas supieran a canela” (traducción del autor de este blog). Hasta aquí la expectación de este desconocido (al menos para mí) whisky. A partir de ahora, lo que hemos encontrado.

Y lo que hemos encontrado es que eso de “suave” y “sabe como el cielo” tiene su parte de razón. Es un licor (preferimos llamarlo así antes que whisky) de gusto suave nada incómodo. Respecto a lo de “arde como el infierno”, con una advertencia así uno teme que el paso por la garganta sea una tortura similar a un golpe de absenta. Pero nada de eso, no hace falta poner muecas para disfrutar de un trago de este destilado, aunque bien es cierto que eleva la temperatura y da sensación de entrar en calor. Aunque lo maś destacable de todo es el intenso aroma a canela y vainilla que se hace notar desde que se desenrosca el tapón. Huele a canela, sabe a canela y, 20 minutos después de haberlo bebido, sigues teniendo la canela en la garganta… y es agradable.

Fireball Sour: mezclando whiskey, canela y limón
Fireball Sour: mezclando whiskey, canela y limón

 

No hay duda de que, tomado en chupitos, cumple como truco para entrar en calor cuando en la calle arrecia el frío, además de alegrar el paladar. ¿Pero qué otras posibilidades además del trago directo ofrece este Cinnamon Whisky? Para conocerlas lo primero que hemos hecho es entrar en su página web oficial (ésta), donde no se indica cómo se elabora, aunque teniendo en cuenta su autodenominación como whisky y su procedencia (Canadá), es probable que esté hecho a partir de una base de whisky de centeno. En cualquier caso, la web no dice cuál es el perfect serve de su producto. Lo que sí incluye es una invitación a los internautas a que envíen sus propias recetas de cócteles con Fireball. Y hay mezclas para todos los gustos: desde un sencillo combinado con 7up a un homólogo del carajillo añadiendo un chorrito a una taza de chocolate caliente. Nosotros, en cambio, hemos decidido aprovecharlo utilizando la receta de este Fireball sour (además de probarlo al estilo clásico on the rocks). Y lo cierto es que el ácido del limón le va que ni pintado. Incluso puede que un golpe de vodka de vainilla también potencie las cualidades de este licor de canela (ésta es una denominación más apropiada que la de whisky de canela) que verdaderamente hace entrar en calor.

En líneas generales, concluímos que ha sido una grata sorpresa descubrir este destilado. La lástima es que no se puede comprar en España, ya que únicamente existe distribución desde Canadá a Estados Unidos, Reino Unido, Noruega, Suecia, Finlandia e Israel. ¿Significa eso que para probarlo hay que viajar a estos países? Nada de eso. Si alguien tiene curiosidad por este licor, en The Whisky Exchange venden la botella de 70 cl. por 17,25 libras. Y se pueden hacer pedidos desde España.

Por cierto, Fireball Cinnamon Whisky fue galardonado con la medalla de plata por la International Review of Spirits, obteniendo una puntuación de 88 sobre 100, lo que según los baremos de esta publicación significa un licor “altamente recomendable”.

 

 

9 Comments

  1. Un favor yo soy de Bolivia quería saber si hay posibilidad que tenga ese trago acá , como podría hacer ?

    • En Aguascalientes lo he comprado en la cadena de autoservicios HEB de hecho acabo de comprar uno ahí.

      • Oh!!! Acabo de dar con tu comentario y lo amo!!! jaja ahora voy corriendo a HEB! <3

  2. Pues lo acabo de probar aca en Cuba por cortesia de mi sobrino que me trajo una botella de regalo… maravilloso, impactante, celestial … lo recomiendo

  3. Esta magnifico siempre tomo cervesa y tequila hoy lo probe y me encanto lo recomiendo

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies