Arizona, Sausalito y Agua Caliente: tres maneras de preparar un Tequila Sunrise

In Historias destiladas, Recetas de cócteles

Un Tequila Sunrise al estilo de Arizona, con crema de cassis y sin granadina.

Haz scroll

Uno de los tragos más refrescantes que se pueden preparar con una botella de tequila es el Tequila Sunrise. Se trata de un cóctel muy sencillo de elaborar, que ni siquiera requiere del uso de la coctelera y que, además, cuenta con un aspecto visual que supone un atractivo para curiosos y clientes. Si tienes una terraza de verano y no quieres complicarte la vida a la hora de preparar una carta con cócteles clásicos, el Tequila Sunrise es una buena elección. Sin embargo, antes de ponerte manos a la obra deberías saber que existen varias versiones de este trago, y la más conocida no tiene nada que ver con la original.

La receta más popular es la que recoge la International Bartenders Association y que apareció publicada por primera vez en la edición de 1974 de la Mr Boston Official Bartender’s Guide de 1974 (aquí):

  • 4,5 cl. de tequila
  • 9 cl. de zumo de naranja
  • 1,5 cl. de granadina

En un vaso alto con hielo se echa primero el tequila, luego el zumo de naranja y se finaliza añadiendo lentamente la granadina para que, gracias a su mayor densidad, vaya depositándose poco a poco en el fondo creando así el característico efecto colorido que dota de personalidad a este cóctel.

Tequila Sunrise cocktail
Tequila Sunrise. Foto de JshotP (Flickr, licencia creative commons)

Sin embargo, aunque esta receta es la que recoge la IBA y es la que se ha extendido a lo largo y ancho de todo el mundo, no tiene nada que ver con el original Tequila Sunrise que nació a finales de la década de 1930 en el hotel Arizona Biltmore de Phoenix. Fue allí donde un cliente le pidió al barman Gene Sulit que le preparase un cóctel refrescante que pudiera tomarse mientras se daba un baño en la piscina. Como se trataba de un cliente habitual y Sulit sabía que su destilado favorito era el tequila, ideó la siguiente receta:

  • 3,75 cl. de tequila blanco
  • 2,25 cl. de crema de cassis
  • el zumo de 1/4 de lima
  • soda

¿Dónde están el zumo de naranja y la granadina de la receta que ha llegado hasta nuestro días? Sencillamente en ningún sitio. La receta de Sulit no los incluía. En su lugar apostó por la crema de cassis, que gracias a su mayor densidad con respecto al resto de ingredientes, se decantaba hacia el fondo del vaso y creaba un efecto similar al de la luz del atardecer cuando el sol va bajando en el horizonte. Un momento, entonces… ¿cómo es posible que la receta derivara tanto en tan poco tiempo?

Una de las hipótesis es la que plantea el barman Jeff Burkhart: que el Tequila Sunrise lo inventó un tipo llamado Bobby Lazoff en el restaurante Trident de Sausalito. Su receta era la siguiente:

  • 1 shot de tequila
  • 1 shot de sweet & sour
  • soda
  • zumo de naranja
  • crema de cassis
  • 1 golpe de granadina

Al parecer, durante la gira de los Rolling Stones en 1972 Lazoff fue contratado como barman en una de las fiestas de la banda. En ella Mick Jagger le pidió un Margarita y éste le dijo que, si le gustaban los cócteles con tequila, probase un Tequila Sunrise. A partir de ahí los Rolling Stones se encargaron de popularizar la receta, que fue simplificada eliminando el cassis, la soda y el sweet & sour y dejándola en lo que hoy conocemos como Tequila Sunrise. Esta receta fue la que recogió la Mr. Boston Official Bartender’s Guide y que posteriormente oficializó la IBA. Sin embargo Lazoff afirma que la inventó a finales de la década de 1960, casi 30 años después de la que había preparado Sulit.

Tequila Sunrise
Un Tequila Sunrise al estilo de Arizona, con crema de cassis y sin granadina.

Puede que la receta de Lazoff fuera una evolución de la que llevaba sirviendo el hotel Arizona Biltmore desde finales de los años 1930, y que tuviera la suerte de que acabó siendo la más popular. También es posible que no tuviera conocimiento del cóctel de Sulit y que simplemente hubiera creado un trago similar por casualidad. Pero para rizar más el rizo existe una tercera versión de este cóctel, más antigua incluso que la de de Arizona, y que sitúa su origen al otro lado de la frontera norteamericana: en México.

Según publicó en la primavera de 2006 la revista Bartender Magazine, el verdadero nacimiento del Tequila Sunrise se encuentra en la población mexicana de Agua Caliente, donde en 1927 un magnate de San Diego levantó un complejo hotelero que incluía hotel y balneario. Este resort se convirtió en punto de descanso de numerosas celebridades de Estados Unidos, que acudían allí atraídos por sus aguas medicinales y por el hecho de que en México no existía la Ley Seca. En la carta de cócteles del hotel figuraba un trago denominado Tequila Sunrise, que se prescribía como remedio para la resaca con la siguiente receta:

  • 1 jigger de tequila
  • media lima exprimida
  • 6 golpes de granadina
  • 2 golpes de crema de cassis
  • 2 trozos de hielo
  • Completar con agua “Roca Blanca” de Agua Caliente o con soda

Así pues, aunque la versión más popular y extendida del Tequila Sunrise es la que recoge la IBA, no es la única ni tampoco la original. ¿Y tú, con cuál te quedas?

 

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies