De la mina al bar: la verdadera (o no) historia del cóctel Daiquirí

In Historias destiladas, Recetas de cócteles

Cóctel Daiquirí. Foto de Kenn Wilson (Flickr, licencia creative commons)

Haz scroll

Mezclar ron con zumo de lima y azúcar es algo que se ha venido haciendo desde que en el siglo XVII el Caribe se convirtió en zona de tráfico constante de comerciantes, exploradores y piratas europeos. Tomar unos tragos a bordo de un barco alejaba el escorbuto, servía para festejas éxitos comerciales o bélicos y animaba a la tripulación. También hacía más llevadera la vida de los colonos en las colonias caribeñas. Existen numerosas recetas que combinaban estos ingredientes en aquella época, como el Planter’s Punch de 1655, el Bombo de finales de ese mismo siglo, el Navy Grog de 1740. Otras son anteriores. Tal es el caso de El Draque, fechado en el siglo XVI y que mezclaba zumo de lima, azúcar, agua y Tafia, un aguardiente de caña de azúcar sin refinar que se elaboraba en las primeras colonias de las Antillas y que dio origen posteriormente al ron.

Daiquirí cocktail
Cóctel Daiquirí. Foto de Kenn Wilson (Flickr, licencia creative commons).

Vale. Si mezclar ron con lima y azúcar era algo tan habitual desde hacía siglos, ¿cómo es que se dice que el cóctel Daiquirí -que básicamente es una combinación de estos ingredientes- nació en torno al año 1900? Pues sencillamente porque nadie antes le puso nombre ni estableció unas medidas muy concretas para su elaboración. El primero que lo hizo fue el ingeniero estadounidense Jennings Cox, quien trabajaba en una mina cubana situada cerca de un pueblo que se llamaba… ¡Daiquirí!

Hay dos versiones sobre cómo se le ocurrió a Cox la idea de este cóctel. La primera de ellas apareció publicada en la edición del Miami Herald del 14 de marzo de 1937. En ella se cuenta que poco después de la Guerra de Cuba, había en Santiago un bar muy frecuentado por los norteamericanos llamado Venus Bar. Allí se servía una bebida elaborada a base de ron, azúcar y zumo de lima que pronto fue muy popular entre los trabajadores e ingenieros de las minas de hierro de Daiquirí. Cierto día en que éstos estaban bebiendo en el establecimiento, Jennings Cox pidió la palabra para decir que había llegado el momento de ponerle nombre a aquel cóctel que tanto les gustaba. Como nadie abrió la boca, él mismo propuso bautizarlo como Daiquirí.

Daiquirí Cocktail History
Edición del Miami Herald del 14 de marzo de 1937, donde se cuenta el origen del cóctel Daiquirí.

Existe una segunda versión, más extendida y aceptada, que sitúa el nacimiento del cóctel en la visita del comandante F.D. Pagliuchi a las minas de Daiquirí. Pagliuchi había sido oficial durante la Guerra de Cuba entre Estados Unidos y España y, a su conclusión, permaneció en la isla. De acuerdo con su propio relato, recogido por Jared Brown en el libro Cuba, the legend of rum, cierto día de 1900 acudió a visitar las minas de Daiquirí para hablar con Cox y tras la reunión le pidió a éste que le invitara a tomar un trago. Cox se disculpó por no tener ginebra a mano y le preparó un cóctel con lo que tenía disponible: una botella de Bacardí, azúcar y lima. “¿Y esto cómo se llama?”, le preguntó Pagliuchi. “No tiene nombre, debe ser un ron sour”, replicó Cox. “Ése no es un nombre apropiado para algo tan exquisito. Lo llamaremos Daiquirí”, sentenció el comandante.

Unos días más tarde ambos acudieron al Club Americano de Santiago y pidieron un Daiquirí. Como el barman no sabía qué era aquello, Cox se lo explicó mostrándole una receta que describía cómo elaborarlo. Aquella receta tuvo tanto éxito que pronto se extendió al resto de bares de la ciudad y, poco después, a La Habana, donde El Floridita se ganó una notable fama elaborando este cóctel hasta el punto de que este local presume de ser “la cuna del Daiquirí”.

Daiquirí Recipe
Ésta es la receta del cóctel Daiquirí que escribió Jennings Cox.

Existe una tercera versión que dice que Cox simplemente se aprovechó de un cóctel ya existente que se hizo muy popular en la isla de Cuba tras la guerra hispano-estadounidense y que su único mérito fue escribir la receta en un papel para documentarla como creación suya. Sea cual sea el caso, lo más probable es que existieran decenas de combinaciones de ron, lima y azúcar en aquella época, dado que se trataba de una bebida muy habitual en la zona desde hacía siglos. Sin embargo sólo una podía llamarse Daiquirí: la que se elaboraba con las proporciones que Cox se encargó de fijar y que terminó convirtiéndose unos años más tarde en uno de los cócteles más populares del mundo.

 Ingredientes:

  • El zumo de 6 limas
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 6 tazas de Bacardí “carta blanca”
  • 2 tazas pequeñas de agua mineral
  • Hielo roto

Elaboración:

Se introducen todos los ingredientes en una coctelera y se agita enérgicamente. Se sirve en un vaso sin colar la mezcla.

1 Comment

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies