¿Me pone un bourbon de Kentucky hecho en México?

In Historias destiladas

Botellas de whiskey Waterfil and Frazier, destiladas y embotelladas en Ciudad Juárez. Foto de Bunky's Picle. (Flickr, licencia Creative Commons).

Haz scroll

Todos los hombres volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños. Se cerraron para siempre las puertas del infierno“. Con estas palabras el senador estadounidense Andrew Volstead daba la bienvenida a la denominada ‘Ley Seca’, la enmienda que durante 1920 y 1933 prohibió la producción, comercialización y consumo de alcohol en Estados Unidos. Las destilerías pasaron a ejercer una actividad ilegal, por lo que muchas de ellas fueron obligadas a cerrar.

Otras optaron por solicitar una licencia para seguir comercializando el whiskey como remedio medicinal. Seis de ellas lo lograron. También hubo quien aprovechó para destilar en la clandestinidad moonshine, o whiskey blanco. Y alguna decidió trasladar su producción al vecino México, dándose la circunstancia de que Ciudad Juárez se convirtió en un centro de producción de bourbon de Kentucky.

Whiskey de Kentucky destilado y embotellado en México
Botellas de whiskey Waterfill and Frazier, destiladas y embotelladas en Ciudad Juárez. (Foto de Bunky’s Picle).

Éste fue el caso de Waterfill and Frazier, una veterana destilería que llevaba más de 100 años destilando bourbon en Kentucky y que, de la noche a la mañana, cruzó la frontera para evitar las inspecciones del Gobierno Federal y mantener su actividad. La leyenda cuenta que ese whiskey volvía de nuevo a Estados Unidos para ser vendido de manera ilegal a través de la red comercial de Al Capone.

Al parecer la idea se le ocurrió a Mary Dowling, quien estuvo al frente de la compañía tras la muerte de su marido y se negaba a que el negocio viera comprometida su existencia por segunda vez en apenas 20 años, ya que en 1903 un incendio arrasó por completo el edificio de la destilería y hubo de ser reconstruida. La Ley Seca propició que muchos norteamericanos cruzaran la frontera para beber en los bares mexicanos. Incluso hubo establecimientos que cerraron en Estados Unidos para abrir en México manteniendo la misma clientela. A Mary Dowling se le ocurrió dar un paso más: llevarse la producción de su whiskey al país vecino.

Whiskey incautado durante la Ley Seca
Botellas de whiskey incautadas durante la Ley Seca. (Foto de Dewar’s Repeal).

No se sabe la fecha exacta en la que Waterfill and Frazier fue desmantelada, empaquetada y trasladada a México, pero existen botellas fechadas en la época de la prohibición con la etiqueta impresa en español y la leyenda de “destilado y embotellado en Ciudad Juárez”. También ha aparecido un vídeo de 44 segundos que documenta esta historia, en la que al parecer participaron también los herederos de Jim Beam. El vídeo está fechado en 1931.

Waterfill and Frazier siguió comercializando su whiskey mexicano bajo la marca D&W hasta la década de 1970. Hasta los años 1960 lo vendía con la denominación de “bourbon”, antes de cambiarla por “straight whiskey”.

Esta historia la conocí a través de Chuck Cowdery.

Submit a comment

Uso de cookies

Notesubasalabarra utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies