¿Son realmente ‘premium’ todas las ginebras que dicen ser ‘premium’?

¿Son realmente ‘premium’ todas las ginebras que dicen ser ‘premium’?

Hace unos años comprar una botella de en un supermercado no exigía mucho esfuerzo. Apenas había un puñado de marcas en los expositores entre las que elegir. Sin embargo, con el boom del gin-tonic esto ha cambiado hasta el punto de que ya se venden más de 150 ginebras distintas en España. Prácticamente cada semana aparece una nueva marca que se autopresenta como ginebra o super-premium, con una mezcla de botánicos espectacular y una cuidada botella. Ya hemos hablado aquí de lo que pensamos acerca de las etiquetas premium. Hoy toca hablar de cómo evitar que nos den gato por liebre a la hora de elegir entre tanto aluvión de ginebras. ¿Son todas tan excelentes como presumen hay quien aprovecha esta moda para vender productos de calidad discutible a un precio elevado?

Si no ha sido destilado al menos dos veces, no es ginebra. La primera recomendación para distinguir si una ginebra es de calidad consiste en examinar el número de veces que ha sido destilada. Y este número tiene que ser de al menos tres, una en alambique de columna (también conocidos como de destilación continua) y otra en alambiques de tipo pot still, donde el alcohol se macera con los ingredientes botánicos. Cuantas más destilaciones haya sufrido una ginebra, más fino y suave será el alcohol, aunque también se corre el riesgo de perder carácter aromático. Ahí es donde reside el arte de cada destilería para elaborar su ginebra. En la mayoría de los casos esto es posible saberlo leyendo la etiqueta, ya que las marcas que emplean dos o más destilaciones normalmente suelen indicarlo en ésta.

Si no lleva enebro, no es ginebra. Siguiente pista. Seguramente hayas escuchado que tal o cual ginebra utiliza tales o cuales ingredientes botánicos. Que si cortezas de no sé qué árbol, que si flor de no sé qué arbusto, que si semillas de esto, que si frutos de lo otro… Bien, los ingredientes botánicos que se añaden en el proceso de destilación sirven para dotar de aroma y gusto final a la ginebra. En otras palabras, le añaden una personalidad propia. Pero todas las ginebras deben llevar como ingrediente principal la nebrina, que es el fruto del enebro. Si no utiliza enebro, lo que hay en la botella seguramente sea un .

Alcohol de grano 100%. Esta recomendación es para los más puristas. Para la elaboración de licores y destilados el alcohol suele obtenerse a partir de diferentes materias primas: cereales, patata, caña de azúcar, remolacha… En el caso de la ginebra, la tradición exige que se utilice un alcohol 100% neutro, obtenido generalmente a partir de maíz, centeno, cebada o trigo. Por eso muchas marcas se afanan por especificar en su etiqueta que su producto emplea un alcohol 100% de cereal. Actualmente la insistencia de las marcas por distinguirse de la competencia -en muchos casos- o la búsqueda de soluciones más baratas -en algunos otros- lleva a determinados productores a utilizar una mezcla de alcoholes o a obtenerlos a partir de otras materias primas. ¿Es de peor calidad una ginebra que no emplea un alcohol 100% de grano? Desde aquí no me atrevo a dar una respuesta categórica, ya que la calidad del producto también va a depender del proceso de destilación. Pero lo que sí diremos es que, ante la duda y en igualdad de condiciones, hay menos posibilidades de equivocarse optando por una ginebra con alcohol 100% neutro de cereal.

Mi Twitter, para amigos y enemigos de lo ‘premium’: @CulturaDeBar